Indonesia y Filipinas

El destino elegido para este verano del 2018 ha sido Filipinas, un país que destaca por su naturaleza y sus grandes barreras de coral. Lo que nos apetecía era estar tranquilamente en una región tropical lleno de paisajes increíbles e islas de postal y hay pocos lugares mejores que Filipinas. Lo que no sabíamos cuando nos embarcamos en este periplo era que el tifón María y su época de monzón nos iba a cambiar todo el plan de viaje, acabando en Indonesia.

labuanvista2

FILIPINAS

         Las Filipinas es un archipiélago de islas que pertenecieron España hasta finales del s. XIX y que tras unos años de guerra contra España y EEUU posteriormente, logró su independencia total en 1946. Aunque el español haya perdido mucha presencia, la toponimia y sobretodo los nombres de los filipinos desvelan su pasado colonial. Cuando estás en Manila, de vez en cuando oyes palabras y oraciones simples en español, cosa que sorprende teniendo en cuenta que nadie lo habla.

PALAWAN  Día 1-7  El Nido

          Tras llegar a Manila casi de madrugada, a la mañana siguiente nos dirigimos al aeropuerto para ir a la primera parada del viaje, la famosa isla de Palawan. La puerta de entrada fue Puerto Princesa, capital de la isla marcada por su actividad portuaria y que no ofrece mucho más aparte de callejear una tarde y visitar la catedral. Es una ciudad que hace de enlace a la zona norte de la isla, desde donde tomando una furgoneta en 6-7 horas alcanzas el conocido pueblo de El Nido.

Playa de El Nido

        Me atrevería a decir que El Nido es el lugar más turístico de la isla de Palawan y probablemente de todo Filipinas, y la verdad es que lo merece por su localización y sus paisajes. El pueblo está en una bahía que lo conforman un montón de pequeñas islas, que junto al agua cristalina y turquesa dibujan un paisaje espectacular. Se sitúa sobre una barrera de coral inmensa que hacen de la región un paraíso del buceo, actividad principal por la cual fuimos hasta allí. Muy cerca de allí, a unos 10 minutos en “tricycle” se encuentra la playa de Corong- Corong, una de las muchas playas que conforman el municipio y lugar de muchos resorts y restaurantes playeros, eso sí, casi todos propiedad de gente extranjera y con unos precios que nada se parecen a los filipinos. Toda la región está rodeada de playas y rincones donde uno puede pasar unos días de descanso, por lo que me es difícil elegir el mejor lugar. Nosotros cuando hemos ido era Julio y se notaba que estaba en temporada baja, con mucha más oferta que demanda y no muchos turistas, en cambio sobre los meses de Enero-Marzo se nota que eso se pone a “reventar” y aquello cambia su panorama por completo.

        Después de esta descripción idílica del lugar, viene la realidad con la que nos encontramos; el tifón “María” que estaba asolando Japón, había hecho aumentar las lluvias del monzón y en los 6 días que estuvimos allí no vimos ni un minuto el sol. No exagero. Como nuestro objetivo principal era bucear y hacer el “Advance Open Water” de PADI, tampoco nos fastidió demasiado, pero estar todas las tardes metidos en un bar o en el hotel viendo llover a todas horas y con una humedad del 100%, pues no fue muy placentero. Teniendo en cuenta que las previsiones no mejoraban en todo el país los siguientes 10-12 días, decidimos que cambiar nuestro viaje era la mejor opción, así que a Indonesia que fuimos. Más tarde hemos descubierto que, en efecto, fue una más que acertada decisión.

Buceo en El Nido

          Nosotros hicimos el curso de PADI con Submariner Diving en El Nido. Hay muchos centros de buceo y los precios son prácticamente estándar así que lo importante es sentirte cómodo, que dé garantías de seguridad y con los papeles en regla. Bastante contentos con la experiencia tras las 6 inmersiones que realizamos como parte del curso, aunque no paró de llover y las horas de espera en el barco se hicieron interminables. Sin duda una actividad indispensable para disfrutar del lugar y al alcance de todos , puesto que al ser una bahia, existen bastantes zonas de buceo sin corriente y no muy profundas para practicar el submarinismo a diferentes niveles.

INDONESIA

JAVA Día 8-15

        Antigua colonia holandesa, Indonesia tiene más de 17,000 islas y es el cuarto país en población  con unos 260 millones de personas. Un dato que hay que tener en cuenta es que es el país donde más musulmanes viven en todo el planeta, con un 90% del total de la población.  Lo curioso es que el hecho de convivir con otras religiones hacen de su interpretación mucho más abierta que la que vemos en otros países de mayoría islámica.

Jakarta Día 8-10

             Urbe asiática que alberga a unas 10 millones de personas en un espacio bastante reducido si lo comparamos con cualquier ciudad occidental. Como toda gran ciudad en Asia, los niveles de ruido, coches y contaminación son destacables pero con el inconveniente de la falta de desarrollo urbanístico. Aunque están en continuo crecimiento e inversión en los aspectos de servicios básicos, todavía le quedan unos años para alcanzar los niveles de Bangkok o Kuala Lumpur es este aspecto. Aún así, la capital de Indonesia merece una parada de no más de 2-3 días y disfrutar de su encanto.

Old Batavia. Yakarta

        La parte que merece la pena es la zona llamada “Old Batavia”, fundada por holandeses que engloba las avenidas donde se encuentran los edificios gubernamentales, coloniales y religiosos. Para hacernos una idea de la ciudad y la cultura del país, decidimos hacer un FreeTour con “GoodGuide” Nuestro guía nos explicó diversos aspectos de su cultura, la diferencia de religiones y su historia de una manera muy amena. Destacable fue la visita a la mezquita Istiqlal, un complejo religioso que puede albergar a unos 200,000 fieles y tras hacer una pequeña donación y ponernos la vestimenta adecuada, entramos a la mezquita sin ningún problema. Una parada obligatoria puesto que aquí fue cuando nos dimos cuenta de lo desarrollado que está el pensamiento de la religión islámica en Indonesia si la comparamos con otros países islámicos. Un factor de su reformismo es el simple hecho de que esté permitido el rezo a las mujeres en el piso inferior de la mezquita. Las mujeres y los hombres están separados tan sólo por una barrera, así que ya dice mucho del desarrollo de su pensamiento religioso. A unos pocos metros de la mezquita se encuentra la catedral católica de Jakarta, Nuestra Señora de la Asunción, un edificio neogótico que merece una visita.

jakartamezquita
Mezquita Istiqlal

  La ciudad en sí tampoco ofrece más de 2-3 días de turismo, después de visitar la plaza Taman Fatahillah, algún museo, el National Monument y lo mencionado anteriormente, uno siente que ya lo ha visitado todo. La ciudad no está preparada todavía para el caminante, por lo que si se quiere andar un rato enseguida te ves caminando por el arcén de la carretera, esquivando motos y coches y respirando polvo y humo por doquier. Para moverse por la ciudad existe la aplicación de Grab, un servicio similar a Uber, pero lo mejor es el transporte público del tren o del Transjakarta, con un sistema de comunicación nuevo y económico. Un sitio indispensable a la vez que caótico es el centro comercial de ITC Mangga Dua. Es un conjunto de tres edificios con miles, y repito “miles”, de tiendas de ropa con las mejores imitaciones de las grandes marcas de moda. Si uno quiere comprar el carísimo bolso de Gucci o el último reloj Rolex por unos pocos dólares este es tu sitio. Allí pasamos unas horas perdidos entre los pasillos del “Mall” llenos de tiendas y aunque al final no compramos nada destacable, mereció la pena una visita.

Yogyakarta Día 11-15

          Nuestra siguiente parada nos llevó a Yogyakarta, una ciudad en la parte central de la isla de Java que goza de un estatus especial de sultanato dentro de la República de Indonesia. Si Jakarta es la ciudad financiera y empresaria de Indonesia, Yogyakarta es la capital religiosa y cultural del país. Esta región es donde la tradición y la historia del país se mantiene más fiel y está regida por un Sultán que ejerce de gobernador provincial con cierta autonomía fiscal y legislativa. No dispone de edificios muy altos y está lleno de callejuelas y mercados que te transportan atrás en el tiempo, y el factor de no respirar en una gran nube de contaminación la hace aún más especial. Aunque la ciudad ofrece muchas cosas, el principal atráctivo turístico son los complejos religiosos de Borobudur y Prambanan, ambos declarados patrimonio de la Unesco.

          Eclipsada por el atractivo de los templos mencionados, la ciudad de Yogyakarta tiene muchas cosas que ofrecer. Lo que más nos llamó la atención fue la zona central de Kotagede,  la parte más antigua y un casco histórico que lo hace muy especial. Aquí volvimos a hacer un freetour con “GoodGuide” y nos lo pasamos genial probando frutas, “pinchos morunos” y brebajes medicinales en el mercado. Tuvimos la suerte de que era domingo y era día de mercado de aves, asi que el bullicio de gente y la cantidad de comerciantes era inmensa.

watercastle
Tamansari

          No muy lejos del mercado de Kotagede se encuentra el palacio o Kraton y los baños del Sultán, llamados Tamansari. El actual Sultán todavía reside en el palacio pero se puede visitar un patio y unas cuantas estructuras. En sí tampoco es que tenga mucho misterio, pero está muy bien para pasar una hora dando una vuelta y viendo como tocan música tradicional en uno de los edificios. La zona comercial más moderna es Maliboro, con presencia de la arquitectura colonial holandesa. Esta avenida es el lugar donde se encuentran los comercios más nuevos, muchísimos restaurantes callejeros, puestos de comida y tiendas de ropa destinadas al turismo.

          Con pasar otros tres días aquí es suficiente, nosotros nos tuvimos que quedar un cuarto día porque el vuelo siguiente era más barato, así que como no sabíamos que hacer buscamos por internet alguna cosa para hacer. Así es como acabamos visitando un taller y haciendo un curso de Batik. El Batik es una forma de estampar dibujos que viene de muchos años atrás y es muy importante en la cultura de Indonesia. En un principio no me llamaba mucho la atención, pero tras estar un rato y ver como trabajan me gustó mucho estar haciendo dibujos en las telas de una forma artesanal. Muy recomendable si se tiene tiempo y bastante barato.

          Otra de las cosas que descubrimos fue la representación de marionetas indonesias en el museo de Sonobudoyo. Junto a un grupo de músicos tradicionales, los marionetistas representaban leyendas clásicas de Java. Aunque no nos enteramos absolutamente de nada, la experiencia mereció la pena y pudimos ver un ejemplo de su cultura más ancestral.

Borobudur y Prambanan

          Los complejos de templos mencionados están a una hora y media de la ciudad, aunque en direcciones opuestas. Se puede ir perfectamente en autobús público por mucho menos dinero y existe información muy detallada en internet, aunque hacerlo en un mismo día es prácticamente imposible. Nosotros nos decantamos por lo fácil y por 500,000 rupias ($35) alquilamos un coche con un chofer que nos llevó a los dos templos en un mismo día.

Borobudur

          Complejo religioso budista construido entre el s. VIII y XIX durante el periodo de las dinastías budistas en la isla de Java. De forma piramidal, el complejo está dividido en diferentes niveles lleno de imágenes de buda y grabados con un fuerte sentido de la simbología explicando la vida de diferentes personajes budistas, elementos de la naturaleza y estados en la vida. (Yo aquí ya me pierdo).

          El ticket no es barato, aunque se puede hacer un descuento si se compra la entrada conjunta con el complejo de Prambanan, la entrada combinada vale un total de 520,000 rupias ($38), que sale más económico que si se hace por separado a 325,000 rupias ($25) cada una. El horario de apertura normal del templo es a las 6 de la mañana, pero existe la opción de hacerlo antes si se quiere ver el amanecer desde el templo. Evidentemente la entrada es más cara y no se puede combinar con Prambanan, así que el ticket se eleva a 450,000 rupias ($31) sólo por Borobudur. Nosotros valoramos las opciones y nos decantamos por la opción conjunta y más económica.

Prambanan

          Cerca de Yogykarta y al este de Borubudur, se encuentra  Prambanan, una zona de más de 200 templos hinduistas construidos en honor a los principales dioses hindúes Brahma, Visnhu y Shiva. Fueron construidos en el mismo periodo que el de Borubudur, el s. XIX pero debido a diversos terremotos y al paso del tiempo, la mayoría de las estructuras originales se encuentran derrumbadas. Sin embargo las principales estructuras están completamente restauradas y lo hacen de un lugar imprescindible junto a Borubudur.

PARQUE NACIONAL DE KOMODO Día 16-20

          La ruta a seguir no la teníamos muy clara y mirando el mapa salió la idea de trasladarnos hasta Labuan Bajo, en la isla de Flores y poder visitar el Parque Nacional de Komodo. Labuan Bajo es una ciudad cuyo único interés es el parque nacional de Komodo y el submarinismo, por lo demás no ofrece casi nada. A la hora de escribir esto, se estaba construyendo un puerto deportivo nuevo, un gran centro comercial, un paseo marítimo y numerosos resorts por toda la costa, así que en un par de años la ciudad cambiará por completo y tendrá una aspecto parecido al de Bali.

          La atracción de este lugar es el mencionado parque con sus conocidos dragones de Komodo, y por ser unos de los lugares más famosos para el submarinismo. El parque lo conforman tres islas grandes, Komodo, Rinca y Pawar, y otras islas más pequeñas. Es en las dos primeras donde el gobierno ha construido unas instalaciones para visitar, controlar y proteger los preciados reptiles. Para poder ver los dragones es necesario ir a los centros del parque y hacer una visita en grupo con la supervisión de los guardas. Nosotros hicimos un tour en barco (400k rupias) que te llevaba a un mirador en Padar, a la isla de Rinca para hacer un pequeño Trekking y ver los dragones, y una zona de snorkel con abundante coral. Lo más espectacular sin duda fueron los dragones, unos lagartos enormes de casi 3 metros que aunque parezca que están tumbados todo el día sin hacer nada, corren hasta 18 km/h y pueden ser peligrosos si alguien se acerca más de lo debido. Aunque ya te avisan de que eso no es un zoo y puede darse el caso de no ver ningún dragon, en una horita de suave caminata pudimos disfrutar y ver unos cuantos “bichos” de estos.

Buceo en Komodo

        Dejando atrás el parque de Komodo, el otro atractivo está debajo del agua. Al estar entre los océanos Índico y Pacífico, se crean desplazamientos de agua y grandes corrientes que cambian a lo largo del día. Debido a estas corrientes, a su posición geográfica y al temperatura del agua, es un lugar perfecto para el desarrollo de una barrera de coral que alberga millones de peces y otros animales. No sé como describir la sensación de haber buceado allí, pero sin duda el mejor sitio de buceo que hemos visto. La variedad de corales y peces es impresionante, y con la recién sacada titulación de Advance, pudimos disfrutar de diferentes puntos de inmersión y ver tortugas, mantas, morenas, sepias…. Tras dos días de buceo y 6 inmersiones la sensación fue completa, realmente era como estar en un documental y pudimos dejar la isla con un muy buen recuerdo. Una parada obligatoria en el mundo del buceo.

BALI Día 21-25

          Nuestro siguiente destino fue la “superturística” y “archiconocida” isla de Bali, situada al este de Java y famosa por su peculiar hinduismo balinés. Como todo el mundo ha oído hablar de Bali y sus inmejorables playas y resorts veraniegos, la isla está sobresaturada de turismo. Vayas a donde vayas todo gira alrededor del turismo y como consecuencia, los precios se multiplican en comparación con otros lugares del país. Nuestra primera parada fue Ubud, una ciudad destinada completamente a este sector, pero que ofrece unas cuantas cosas para pasar dos o tres días en un sitio sin playa. Podemos destacar el monkey forest en el centro de la ciudad, alguna que otra terraza de arroz y diferentes paseos que se pueden realizar por las afueras de Ubud. La oferta es inmensa, con miles de agencias de tours y actividades turísticas, así que cada uno puede hacer lo que más le guste sin problema. Una cosa que hay que tener en cuenta es que haga lo se haga va a estar abarrotado de gente, así que uno quiere visitar las terrazas de arroz de Tegallalang, los templos o las cascadas de agua que ofertan los tours, lo va a visitar con cientos, si no miles de personas. Aparte de los mencionados tours, que seguro que merecen la pena, existe la posibilidad de ver las zonas no tan turísticas de Ubud y caminar por los barrios más alejados del centro. Por internet existen decenas de rutas que te llevan a los arrozales más próximos y a las zonas más residenciales sin tanto agobio de los coches y el bullicio de gente. Junto a una pareja de españoles que conocimos en el viaje, hicimos un día de paseo por unos arrozales maravillosos y pudimos ver el Ubud un poco más local, así que recomiendo estas rutas, ya que te ofrecen un paisaje espectacular y lo mejor de todo es que son gratis.

Arrozales a las afueras de Ubud

            Después de un día de paseos y caminatas bajo el sol, lo mejor es relajarse y acudir a uno de los miles de Spa que hay y sucumbir a uno de los muchos masages, clases de yoga, retiros y tratamientos de belleza que le dejan a uno con 10 años menos. Muy famoso y que aparece en todas la guías turísticas es el Yoga Barn Center, un complejo de retiro que hacen clases de yoga, reiki y demás tratamientos relajantes y espirituales. Yo del yoga tengo muy poca idea, más bien nada, pero el sitio me pareció muy bonito y de película. Eso sí, cuando se ven los precios, el funcionamiento que tiene y la cantidad de dinero que tienen que facturar, ahí uno empieza a cuestionarse si eso mantiene la filosofía de los donativos, la gratitud y demás. Para relajarme y no quedarme con las ganas decidí probar una sesión de Reiki. Bueno, he de decir que no tenía ni la más mínima idea de lo que era el reiki, y allí que fui, pensando que me iban a dar un masaje que me iba a rejuvenecer 5 años. Lo gracioso fue que el maestro, encargado o como se llame, del reiki se llamaba Masahito Sano, ¡¡y no!! ¡¡no es coña!!. Allí que fui todo contento a recibir una terapia relajante y resultó que el reiki no era nada parecido a un masaje, sino que era un tema relacionado con las energías, puntos de calor y chacras que no comprendí ni lo más mínimo. Aún así estuvo curioso, eso sí, en cuanto salí de esta sesión me apunté a una sesión de masaje que me dejó como un rey.

        Al caer la noche, uno no se puede perder uno de los espectáculos de danzas balinesas que ofrecen en los templos-teatros. En cualquier puesto de información puedes encontrar entradas para estos espectáculos sin problema.

Buceo en Bali

        Para dar el brochazo final a la temporada de buceo, decidimos probar un pecio, o lo que es lo mismo, buceo en un barco hundido. Para ello fuimos hasta Tulamben, al noroeste de Bali. Tulamben es un pueblo totalmente dedicado al buceo en el USAT Liberty Wreck, y no hay absolutamente nada aparte de lo destinado al pecio. El barco en cuestión, fue un barco de carga norteamericano que fue torpedeado por los japoneses el la Segunda Guerra Mundial, y que por sus daños fue remolcado hasta la playa de Tulamben. Allí fue vaciado y abandonado varado en la playa hasta que 20 años después una erupción volcánica movió el barco hasta hundirlo en la posición en la que se encuentra actualmente. Dejando este dato a un lado, el buceo es muy fácil, incluso se puede contemplar los restos con unas gafas de snorkel. Los restos van desde los 5 metros hasta los 30, y se encuentran totalmente cubiertos por corales y plantas que albergan a un montón de peces. Un buceo imprescindible si se está por Bali. Existe una pared de coral espectacular y es muy recomendable también el buceo nocturno en el barco, donde se pueden ver peces de considerable tamaño y una perspectiva nocturna que hace del barco un lugar un tanto tétrico.

          Tras la visita de Bali, nuestras vacaciones llegaban al ocaso y tuvimos que empezar nuestra vuelta a casa no sin antes tener un susto que nunca había experimentado antes. Estando en el aeropuerto de Denpasar en Bali, de repente sentimos un pequeño temblor de unos dos segundos que volvió a repetirse un instante después. Un terremoto de 6.4 que sacudió la vecina isla de Lombok y que incluso causó alguna víctima. Lo más sorprendente es que pese a que se notó como tembló un poco el suelo, nadie se inmutó y todo siguió como si nada. Una experiencia un tanto aterradora.

MANILA Día 26-28

       Como nuestro viaje comenzó en Filipinas, tuvimos que pasar dos noches en Manila antes de volver definitivamente a Dallas. En el día completo que estuvimos en la capital nos dio tiempo a visitar su zona más antigua y la que más reclamo ofrece junto al parque Rizal, la el recinto llamado como intramuros. Como su propio nombre indica, es la zona antigua amurallada que amurallaron y es donde los españoles construyeron la catedral, el fuerte Santiago, la iglesia de San Agustín y algún que otro edificio gubernamental, todos de estilo colonial. Si se compara con algún otro país de la zona, la pobreza en todo el archipiélago filipino está presente si uno se aleja de los sitios turísticos, pero llega a su máxima atención en la capital filipina. Saliendo de la zona un poco más turística uno se da cuenta de lo castigada que está la sociedad urbana filipina y cuando cae la noche su presencia es aun mayor, con bastante indigencia y gente viviendo en las calles. En general la capital no ofrece mucho reclamo, pero la recomiendo aunque sea para un día y poder visitar los edificios de la época colonial. Tuvimos la suerte de coincidir con nuestro buenos amigos de Dallas, Marcel y Vicky, así que a diversión estuvo asegurada tras una tarde de cervezas y risas antes de volver a casa.

      El viaje en general fue espectacular, los sitios que pudimos visitar fueron increíbles y el hecho de tener que cambiar de destino y tener que modificar la ruta inicial no fue un desacierto para nada. Me queda la espinita clavada de no haber podido disfrutar Filipinas como es debido, sin duda un país para visitar, pero eso sí, en los meses de invierno. Realmente el periodo de lluvias es muy intenso, nada que ver con los monzones de países como Tailandia o Vietnam, que aunque llueva casi todos los días, lo hace generalmente un par de horas por la tarde y vuelve a salir el sol.

El rincón del buen comer

         En Filipinas se ve que tiene bastante influencia española y se basan en combinar un cereal, sea arroz o pasta, con una carne en adobo, generalmente cerdo. Destacaría el Sisig o la Kaldereta. Las sopas o sinigang, tienen un punto ácido que le da el tamarindo y siempre van acompañadas de carne o gambas. Más que la propia elaboración de los paltos, la calidad y la gran variedad de frutas tropicales que se combinan con los mismos, es lo que le da un toque especial a la comida filipina.

              En Indonesia vi que el abanico gastronómico es más variado y se nota mucho la diferencia que hay entre las islas debido a sus religiones y las influencias de las potencias colonizadoras. En general todo es bastante especiado partiendo de una base común, el arroz o nasi y los fideos o mie, combinandolos con carnes o pescados, resaltando platos como Nasi Goreng, Mie Goreng, Nasi Ayam… En las sopas destaca unas albóndigas llamadas Bakso, los pinchos de carne al grill con una salsa muy rica que se llama Satay y el Gado Gado, una ensalada de verduras que va acompañada de una salsa. Por último cabe destacar el Babi Guling, cerdo asado típico en la isla de Bali.

Tierra Inca. Perú

      Como pasar todo el verano con la familia y amigos en Sodupe está “bien aburrido” y con 2 mesecitos completos de “vacatas”, pues este veranito del año 2016 me he decidido por hacerme un viajecito a Perú.IMG_2436

    Este viaje lo voy a hacer solo, acompañado de mi mochila, cámaras y demás bártulos que me acompañarán. Es el primer viaje que voy a hacer sin compañía y al principio puedes pensar que es muy aburrido o peligroso. ¡¡Para nada!! hay miles de turistas que hacen viajes solos y siempre acabas encontrándote con un grupillo de jóvenes para charlar y tomar algo.

     Aquí va mi cuaderno de bitácora de este viaje contando mis penas, paranoias y puntos de vista.

Llegada a Lima

     Tras sufrir mal tiempo en San Salvador y tener que hacer noche allí, llegué a Lima por fin, aunque un día más tarde. Al salir del aeropuerto hacia txirimiri (Árava y Bizkaia: llovizna, dícese de la fina y apenas perceptible lluvia) y la temperatura estaba bastante fría. Yo ya sabía que al ser continente sur era invierno pero no me esperaba este frío y lo primero que pensé fue que me iba a tener que comprar un abrigo para el viaje. En Dallas hacía un calor horrible cuando hice la maleta, así que no se me pasó por la cabeza meter un abrigo en la mochila. ¡¡MAL!!

IMG_2430

La juventud arreglando el país

     El primer día salí del hostal como a las 9 de la mañana para pasar el día por la zona histórica de Lima. El albergue se ubicaba en el tranquilo distrito de San Isidro y para ir al centro fui en el bus metropolitano. El metropolitano es un puntazo para la ciudad. Lima al tener problemas sísmicos o quizás no poder hacer la inversión que un metro conlleva, el ayuntamiento ha habilitado un carril sólo para buses y ha construido estaciones de metro para acceder a ellos. Es como tener un metro, pero sin metro y sin estar subterráneo.

IMG_2416

Catedral de Lima

     Lima está muy bien para visitar, pero tampoco para estar más de 2 días. Lo más interesante no son sus edificios, sino sus comercios, gente y vida que hay en las calles. Los edificios principales tales como la catedral, el palacio presidencial, estatuas, casonas coloniales y conventos religiosos están en la plaza de armas o en las calles colindantes, así que tampoco hay que ir muy lejos para verlos.

     Según la guía, la catedral es una copia de la catedral de Sevilla pero con menos dinero y estilo colonial (si ellos lo dicen lo será, pero la de Sevilla es inmensamente más grande y bonita) aún así merece la pena pagar el ticket y visitarla.

IMG_2411

     Después de estar toda la mañana “pateando” la ciudad y comer en una “casa Paca” un menú local de 7 soles, quedé con el primo de mi compañero de piso para dar una vuelta y tomar algo. Este dar una vueltilla y tomar algo se convirtió en ir a cenar y probar unos cuantos Pisco Sours, mientras echábamos unas risas y nos contábamos batallitas de lo que supone ser inmigrante. !Una gran noche por cierto!

     Sera me dijo que una cosa supertípica de Peru es ir a comer a una “chifa”. Las chifas son restaurantes chinos donde hay que pedir sopa Won-Ton, arroz chaufa y para beber Inca Cola. Yo al principio pensaba que me estaba timando, ¿como va a ser típico un restaurante chino con lo famosa que es la gastronomía peruana? Pues la respuesta la tienes cuando te fijas que hay cientos de Chifas en todos los sitios y están abarrotadas por peruanos bebiendo Inca Cola. Muy gracioso la verdad.

     Mi aventura en Lima no acabó aquí, porque al final del viaje iba a pasar los dos últimos días en la capital otra vez.

     Al día siguiente me fui a la central de autobuses para irme a Paracas, mi siguiente destino.

Paracas

     Para cuando llegué a Paracas eran las 8 de la tarde y tampoco pude hacer mucho , simplemente contratar el tour de Isla Ballesta para el día siguiente y tomar una cervecita en el hostel.

IMG_2510

     A la mañana temprano, a las 7:45, me monté en un bote para hacer un tour por la reserva natural de Isla Ballesta, un paraíso de aves y animales marinos increíble.

     Aquí puedes ver miles de pájaros diferentes, leones marinos y pingüinos de Humbolt. Muy recomendable esta parada, es espectacular la cantidad de pelicanos que vuelan al ras del agua al lado de la lancha. Ver animales de este tipo en su habitat natural es una maravilla.

     Dado que hay miles de pájaros estas isla también son una gran fuente de guano, un fertilizante muy valioso para la agricultura, y que ha originado una industria en torno a ellas.
Aquí van unas cuantas fotos de los bichos que vimos.

IMG_2444

IMG_2529

IMG_2559

IMG_2449

IMG_2481

IMG_2541

Los miles de pájaros que hay en la isla

IMG_2470

El candelabro

     Hace miles de años los indígenas de la cultura nazca cavaron unos dibujos y lineas con formas diferentes aquí también. Por esta zona se encuentra la ciudad de Nazca, muy famosa por sus archiconocidas lineas con formas de animales. Yo lo pasé de largo, cosa que no me arrepiento por dos motivos,  quería sacar otro día más para el primer trekking y por otro lado las formas sólo se ven perfectas desde el cielo, y pasaba de gastarme $150 en un vuelo en avioneta de 30 minutos.

    El tour dura unas 3 horas y como tampoco hay nada más para hacer me fui en bus hasta Huacachina en la ciudad de Ica.

Ica y Oásis de Huacachina

     Huacachina es una laguna en el medio del desierto que está a hora y media de Paracas. En este oasis lo que hay que hacer es montar en boogie arenero que va a “toda ostia” por el desierto y tirarte por las dunas en tabla de snow. (aunque la tabla no deslizaba ni para atrás, así que acabé tirándome de cabeza tumbado hacia adelante y pasándomelo como un enano).

IMG_2585

Boogies por el desierto

     Hecho este par de actividades y dar una vueltilla por Ica, a la mañana siguiente me dirigí a la ciudad colonial de Arequipa a unas 12 horas de bus.

IMG_2590

Arequipa

     Ciudad colonial fundada por españoles en los tiempos de los conquistadores para dominar esta parte del mundo. Su plaza de armas está en el centro de la ciudad y me pareció más bonita que la de Lima, con soportales alrededor y un parque con jardines y una fuente en el medio. Aquí, como es lógico, está su catedral, un edificio barroco colonial que junto al convento de Santa Catalina y otros edificios IMG_2595religiosos forman una ciudad con un arraigo religioso fuerte (había que cristianizar a toda esta gente hace 500 años) y hacen de ella un lugar turístico e interesante. Las calles están empedradas y mantienen sus casonas coloniales con patios interiores y todas organizadas en bloques o “cuadras” que le dan un aspecto peculiar.

    Al ser una ciudad con muchos turistas ofrece una variedad de actividades bastante amplia: trekkings, tirolinas, caballos…

    Es muy típico su artesanía basada en productos textiles hechos de lana de alpaca, un tipo de llama pequeña parecida a una oveja. Sobre la gastronomía es interesante su variedad de platos típicos de la región, tales como: adobo arequipeño, pastel de papas, rocoto relleno… pero lo más típico y singular es el cuy frito, el mítico conejillo de indias que allí se tiene como animal de compañía. He de decir que lo he probado y me pareció delicioso, aunque muy muy pesado.

     En Arequipa tampoco estuve mucho tiempo, una sola noche, ya que a la mañana siguiente (a las 3:00 a.m.)me fui a la región del cañón del Colca a pasar tres días de trekking.

IMG_3191

IMG_2593

Trekking en el cañón del Colca

     El trekking lo contraté con una agencia puesto que sólo tenía tres días justos y si lo haces por tu cuenta se tarda más y no quería perder el bus hasta Cuzco. A la madrugada nos dirigimos en minivan a la población de Chivay a sacar la entrada al parque del Colca (70 soles) y nos fuimos a un alto del cañón llamado la Cruz del Cóndor a ver volar cóndores en su hábitat natural. IMG_2696El gobierno ha construido unos miradores en el barranco que están a tope de gente esperando a que salgan los bichos. Yo cuando llegué me encontré con mil turistas (no exagero) todos hablando, autobuses y minivans yendo y viniendo, ruido a tope… yo pensé que era imposible que un cóndor apareciera por allí con ese ruido pero estaba totalmente equivocado, tras 20 minutos de espera allí que aparecieron 4 cóndores deleitándonos con su magnífica figura. Una experiencia muy chula.

    Después de una horita viendo cóndores y sacando fotos nos llevaron al principio delIMG_2712 sendero para bajar al cañón. El trekking no es muy largo pero en un terreno muy abrupto de roca la bajada se hace bastante lenta.

    El primer día fue simplemente bajar al rio Colca por un camino bastante empinado de piedras y  tras 4 horitas llegamos a un poblado con cabañas donde nos alojamos la primera noche. Durante las horas de sol se pasa calor, pero en cuanto empieza a anochecer la temperatura baja hasta los 3-4 grados fácil y la charleta de después de la cena acabó a las 8 con todo el mundo tiritando y con ganas de meternos en la cama.

    El segundo día consistió básicamente en llanear al lado del río donde el guía nos explicaba diferentes frutales, plantas y datos interesantes de la región. En esta región uno de los principales cultivos es la quinoa, un cereal que ahora se ha puesto muy de moda y que ha hecho que el precio se encarezca y los lugareños no lo puedan casi comprar. Al mediodía se llega a una zona con piscinas al más puro chiringuito playero caribeño con bar improvisado, tumbonas y tal. La tarde estuvo bien, ya que la temperatura era muy agradable y había un bar para comprar unas cervezas.

IMG_2722

    El tercer día temprano había que subir a la parte de arriba otra vez. Un camino con desnivel muy alto y duro pero que en 3 horas se hace sin problema (aquí alquilaban mulas para los que no querían subir andando).

   Después de la subida nos llevaron a la Patapampa en el parque nacional de Salinas y Aguada Blanca. Esta es una una explanada gigante que está a 4600 – 4900 metros donde pudimos disfrutar del paisaje, vimos los volcanes de la zona, llamas salvajes y el comienzo de la cordillera andina. Un dato interesante es que hay cuatro tipos de animales tipo llama, la alpaca, la llama, el guanaco y la vicuña, símbolo nacional de Perú. Para mí todas eran llamas antes de venir y verlas todas juntas y notar la diferencia.

IMG_2725

IMG_2798

IMG_2795

    Este trekking ha merecido mucho la pena, vimos unos paisajes impresionantes, pueblos dedicados al cultivo de quinoa y otros vegetales, vimos animales e hicimos un grupo muy majo que echamos unas risas en medio de un entorno natural envidiable. No es muy duro, pero si que hay subir y bajar cuestas bastante empinadas que te hacen sudar, pero no hace falta estar en una forma atlética. Lo que si que se nota es la altura en la pampa, no estamos nada acostumbrados a estar a mas de 4000 metros donde se nota que te cansas más , tomando azúcar y hoja de coca se puede estar sin problema.

Cusco

    Cusco o Cuzco es una ciudad con bastante historia y cultura. Como todas las ciudades del Perú tiene una plaza de armas, una catedral y muchas iglesias y conventos, todo fundado por españoles en los años de gloria del imperio (no como ahora, que esta en penumbra total lleno de ladrones y jetas). Cusco es la ciudad más cercana a las ruinas de Machupichu y por ello se ha convertido en una ciudad llenísima de turistas, con tiendillas por todos los lados, hoteles, albergues y agencias. Es un destino de turismo masivo que lo inunda todo con tiendas de moda, KFCs, Starbucks y demás que lo hacen bastante agobiante para mi gusto y que por supuesto todo tiene un precio desorbitado.

IMG_2885

    La ciudad tiene callejuelas empedradas y estrechas con comercios, una pena que el 90% de ellas vendan souvenirs para turistas, pero aún así está interesante. La catedral y otros conventos son muy parecidos a los que hay en otras ciudades: Lima, Arequipa… entonces los cusqueños le han dado un toque inca a la ciudad para que sea diferente a otras. Se organizan tours para visitar la ciudad pero como eran caros yo me fui a los sitios de interés por mi cuenta.

    En general para mi gusto (y repito que es mi opinión) Cusco no ofrece mucho, esta lleno del mítico turista con palo selfie que viene en un viaje organizado que le llevan al Machupichu, y los precios de los albergues, hoteles y restaurantes son muy elevados pero aún así hay que venir para verlo.

IMG_3170

    En Cusco me quedé un poquito estancado y desde aquí me moví a diferentes lugares de la región puesto que mi entrada al Machupichu era el día 30 y compré un boleto de avión de regreso a Lima para el día 6 (la vuelta en bus son 22 horas, ufff….que pereza…).

Llegar a Machu-pichu.

    Todo turista que viene a Perú tiene la obligación moral de ir a la ciudad de Machupichu. Está bastante lejos y su acceso no es fácil puesto que está en la montañas, pero todo el mundo va, así que tampoco es difícil. Para ir hay dos opciones bien claras, una es la fácil, rápida, cómoda y super cara y la otra es la de andar y más económica (que tampoco barata).

    La cara consiste en ir en tren hasta Aguas Calientes con una de las agencias ferroviarias que tienen el negocio. Este tren va desde el mismo Cusco hasta Aguas Calientes recorriendo unos 200 kilómetros por el módico precio de

IMG_2812

Hidroeléctrica – Aguas Calientes

$150 mínimo si eres extranjero y para no andar en Aguas Calientes subes en autobús hasta las ruinas (otros $50). Si le sumamos la entrada del Machupichu ($60), te pones en los $300 para estar 2 horitas en la ciudad, puesto que todo está a tope, los trenes y buses son insuficientes y hay que esperar horas de cola para montar.

    La “no tan cara”, que es la que hice yo, consiste en ir en minivan hasta Hidroeléctrica desde Cusco (unas 6 horas), una vez allí caminar 11 kilómetros al lado de la vía del tren hasta llegar a Aguas Calientes. Un paseo con vistas muy chulas, todo llano y que es muy fácil de hacer.

    El fin de semana que tenía las entradas para la ciudad coincidió con las fiestas patrias peruanas por lo que no me quise arriesgar a no tener sitio en un albergue o en el bus y lo contraté por una agencia desde Cusco. (Ahora es cuando me arrepiento de no hacerlo por mi cuenta, pero como ya he dicho, no me quería arriesgar).

IMG_2880

Hidroeléctrica

Después de las 6 horas de furgoneta y la caminata llegué a Aguas Calientes sobre las 6 de la tarde. Esperar a que organizaran las habitaciones para dormir, cenar, dar una vueltilla y a la cama, que al día siguiente había que madrugar bastante.

    Como he dicho antes, para ir a las ruinas hay buses que suben en unos 20-25 minutos hasta la puerta, pero hay que hacer 2-3 horas de cola y valen una pasta. Yo subí andando por $0. Para ello hay que salir del pueblo a las 4:00 de la mañana y estar en el puente a las 4:20 y hacer cola. A las 5:00 de la mañana abren el control y la gente empieza a subir a pata. Para subir hay escaleras de piedra que están bastante empinadas y durante una hora más o menos estas con la lengua afuera (una buena forma de empezar la mañana).

Ruinas de la ciudad de Machu-Pichu.

    Todo este viaje es agotador donde echas unas buenas sudadas y lamentos, pero en cuanto entras a la zona de ruinas se te quitan todos los males. La ciudad está ubicada en un cerro entre dos montañas desde donde se ven unas vistas espectaculares. A los 5 segundos de entrar y disfrutar del maravilloso paisaje te preguntas ¿quién coño fue al que se le ocurrió hacer una ciudad aquí?

IMG_2829

    La ciudad fue construida por los Quechuas alrededor del año 1500 durante el reinado de Pachacútec y tenía la finalidad de ser un centro religioso donde vivían los nobles y diferentes chamanes o sacerdotes del imperio Inca. Como información importante he de explicar que la denominación correcta es Quechua, no Inca. El Inca era el jefe, líder, emperador o como se quiera llamarlo del pueblo Quechua, y que iba viajando por sus dominios durante toda su vida hasta que moría y se proclamaba un nuevo Inca.

    Yo tenía un tour de unas dos horas con un guía que explicaba las diferentes zonas, construcciones y demás, pero como tenía entradas para ir a la montaña del Huayna Pichu me salí del grupo bastante pronto. Esta montaña tiene un acceso restringido de sólo 400 personas al día y hace falta sacar los tickets unos 3-4 meses antes.

IMG_2841

Subida a Huayna Pichu

Si se planea venir aquí con antelación, esta montaña es obligatoria. Entre subir y bajar se tarda unas 2 horas de subida continua por unas escaleras que van por la cresta de la montaña y que dan un poquito de acojone por la altura que hay. Es un camino bastante estrecho donde  tienes unas cuerdas para ayudarte e ir con cuidado, pero tampoco es peligroso, simplemente hay que con cabeza y seguro. En la cima de la montaña hay unas ruinas del complejo muy chulas desde donde se puede observar una vista increíble de la ciudad y su entorno.

    Las ruinas de la ciudad en sí tampoco tienen mucho misterio, son mayormente muros de piedra y construcciones cuadradas pero la ubicación es lo que la hace merecedora de ser una de las maravillas del mundo.

    Lo que no os imaginéis es que vais a ir a Machu-Pichu y vais a sacar las fotos que aparecen en internet. Las ruinas están abarrotadas de turistas con sus palos selfies haciendo fotos para subir a Instagram, Facebook y todas estas redes sociales, por lo que le quita todo el encanto (todos tus colegas tienen que saber que estas allí). Si no se madruga por la mañana te vas a encontrar con gente por todos los lados donde no se puede ni andar y te vas a parar cada 5 segundos porque va a haber alguien que quiere inmortalizar el momento.

IMG_2844

Ruinas de Huayna Pichu

    La cantidad de turistas aumenta cada año y como siempre pasa en estos países las regulaciones de aforo de gente se la pasan por el forro de los “@#$%”. En teoría la entrada está limitada a 3000 personas al día y para ello el gobierno peruano tiene un sistema informático para dar boletos numerados. Al llegar allí con mi entrada sacada 3 meses antes, me encontré con cientos de turistas sin entrada, ¿pero cómo es posible entrar a las ruinas si están las plazas agotadas? pues muy fácil, se paga a una agencia que soborna al guardia de turno y te da entradas con fecha de otro día, y como ya estas allí y has pagado una pasta, te dejan entrar. En mi grupo con la agencia, de unas 90 personas yo era la única persona que tenía entrada para ese mismo día, todos los 89 restantes tenían del 10 de agosto. Preguntando a un guía local me comentó que en temporada alta el número de visitantes llega a los 6000 por día, es decir, el gobierno restringe la entrada para cuidar y conservar las ruinas pero a su vez permite este tipo de “chanchullos” con el único fin de sacar más pasta. Un negocio redondo. También me comentó que van a restringir las visitas, sólo se va a poder ir en grupos de 2 horas y no te van a dejar andar y explorar las ruinas por tu cuenta. Las ruinas se están deteriorando a pasos agigantados y con los controles que hay actualmente no es suficiente.

IMG_3208

    Para las 11 de la mañana ya habíamos visto y disfrutado de todas las ruinas y comenzamos a bajar, nos quedaban 4 horitas de caminata hasta Hidroeléctrica para coger el bus y volver a Cusco.

    Repito, muy importante madrugar para poder disfrutar de las ruinas, sino te encuentras con millones de turistas que hacen que la visita sea como pasear por la Gran Vía de Bilbao un día de rebajas.

IMG_2859

IMG_2846

Vista desde Huayna Pichu

 

IMG_2873

IMG_2821 copy

Pueblo Aguas Calientes

 

Reserva Nacional Rio Tambopata

   Cuando volví de Machu-Pichu todavía me quedaban 6 días para estar por esa zona antes de volver a Lima. Tenía dos opciones; coger un bus e ir a Puno, la zona del lago Titicaca y probablemente pasar un día a Bolivia, o por otro lado, visitar la jungla peruana ubicada al Norte y al Este de Cusco. Me decanté por la segunda opción, la Reserva Natural de Tambopata exactamente, aunque con mucha pena de no tener dos semanas más de vacaciones para visitar Bolivia. (¡¡¡Vicente y Stephania me dais mucha envidia!! “Cogados por Cusco Team”)

IMG_2996

   Esta reserva está se encuentra cerca de la ciudad de Puerto Maldonado (10 horas desde Cusco en bus) en la provincia Madre de Dios. El río Tambopata es un afluente del río Madre de Dios, que a su vez desemboca en el Amazonas creando junto a cientos de ríos la cuenca del Amazonas, que ocupa parte de unos cuantos países sudamericanos, Perú, Bolivia, Brasil… entre otros.

    Al ser una reserva nacional, el gobierno no permite el turismo masivo, delimita la zona de visita a un espacio pequeño (pero suficiente) y limita IMG_2979también el número de visitantes. Todo este viaje a la selva se tiene que hacer por medio de una agencia y siempre acompañado por guías experimentados y acreditados por el gobierno.

    A primera hora de la mañana nos montamos en un bote en Puerto Maldonado para remontar el río. Tras el paseito de una hora llegamos a un embarcadero donde estaba la oficina en la que había que registrarse y hacer el debido papeleo. Después nos fuimos 1 hora de caminata por un camino de tierra lleno de mosquitos, hormigas y termitas, todo esto bajo árboles y hojas gigantes (esto ya era la selva).

IMG_2891

    Las cabañas donde nos alojamos están ubicadas en el lago Sandoval y por ello tuvimos que coger un bote de remo para ir a nuestros “aposentos”. Estas cabañas son pequeños albergues administrados por una familia de 4 hermanos que vivía en el lago antes de que el gobierno lo protegiera. Esta familia se había dedicado a la pesca y a la tala de árboles mayormente, pero cuando se declaró reserva nacional todas estas IMG_2989prácticas quedaron prohibidas, y en compensación les dejaron construir unos albergues y dedicarse al turismo. El turismo de esta zona está muy controlado, el número de visitantes se reduce a unos 50-60 en todo el lago, no se permite el uso de vehículos motorizados y solamente hay 2-3 horas de luz eléctrica al día.Estas medidas me parecen perfectas y muy acertadas, se protege tanto la fauna como la flora, no se contamina, se evita dejar basura inorgánica y hace que la experiencia sea libre de móviles, lámparas y demás.

   El día lo pasábamos prácticamente buscando diferentes animales andando y en bote. La verdad es que a mí me pareció que estábamos grabando un documental para el National Geographic, es increíble la cantidad de flores, árboles, plantas y animales que pudimos ver en 4 días. Durante el día pudimos ver guacamayos, loros, miles de pájaros, nutrias, peces, monos, roedores… y otras cosas más, pero la noche era cuando se apreciaba la maravilla de este lago, los caimanes negros.

    Después de la “siesta”, a las 4 o así, nos montábamos en un bote y nos íbamos a remo a otras partes del lago a ver pájaros y otros bichos. Sobre las 6, cuando anochecía era cuando veíamos los caimanes salir a cazar y salían millones de mosquitos

IMG_3134

Un bichito que teníamos de “compa de habita”

(muy importante el repelente). La zona donde se puede visitar es la zona donde están los caimanes jóvenes, de menos de un metro de longitud que se ponían a las orillas del lago camuflados entre los nenúfares y las raíces de los árboles Al principio daba un poquillo de respeto, (¿qué hacíamos en un bote de madera con linternas rodeados de caimanes? ¡¡Hay que ser tonto!!). He de decir que una noche volviendo para las cabañas nos encontramos con un caimán de 4-5 metros que ese si que era “acojonante”.

    Resulta que cerca de nuestro albergue siempre había un caimán de 1’5 metros que había hecho del embarcadero su territorio y

IMG_3118

El guardián del embarcadero

al que los guías le echaban algo de comer de vez en cuando. Estaba bastante acostumbrado a las personas y siempre que había gente por allí se acercaba y esperaba su pedazo de pollo, aún así te decían que no se te ocurriera acercarte o intentar tocarlo puesto que era salvaje y lo más seguro es que convirtieras en su cena. No hay que olvidar que esto no es un zoo y que todos los animales están en su hábitat salvaje, cosa que a mucha gente se le olvida y por querer sacar una foto ha tenido más de un susto.

IMG_3033

    Otra de las actividades que hicimos fue un paseo nocturno (después de cenar) en busca de arañas, insectos y demás bichos. A mí no hay cosa que más miedo me dé que las arañas y las culebras, pues allí que fui con mi cámara y mi linternilla cutre. Antes de salir el guía te vuelve a explicar que no hay peligro pero que no te salgas del camino y no intentes tocar nada, que muchos de estos insectos son muy venenosos.

     Bueno pues tras andar literalmente 5 metros desde nuestra cabaña no encontramos con un escorpión negro como la palma de mi manoIMG_3152 apoyado en un árbol. ¡¡Ostia!! ¡esto duerme al lado de mi cama!

   En esta caminata nocturna el guía nos iba enseñando un montón de arañas, plantas y insectos y nos explicaba cosas acerca de su hábitat, costumbres etc… una caminata muy chula que mereció la pena sin duda alguna aunque yo pasé un poquillo de respeto con tanto bicho.

    Durante estos días pudimos realizar un montón de actividades rodeados de naturaleza, vimos monos diferentes, nos bañamos en barro, pescamos pirañas, estuvimos en una torre viendo pájaros, hicimos tirolina… en definitiva un trekking que uno no se debería de perder si se está unos días en Cusco.

   Los 4 días que pasé en la jungla fueron personalmente lo que más me gustó de todo el Perú, el turismo no era para nada masificado y me encontré con gente majísima que hizo de la estancia una experiencia inolvidable.

IMG_3086

 

Lima at night (el regreso)

     Antes de volver a Dallas y empezar el curso de nuevo, me volví un par de días a Lima de nuevo. Aquí me quedaba una cuenta pendiente con Sera y con un par (fueron algunos más) de Piscos. Sera me llevó a la zona del centro, a un bar-taberna-tasca de los más peculiar y típica que me encontré por allí. La tasca se llamaba “El Queirolo”, un bareto que tenía pinta de haber sido abierto en el siglo pasado y regentado por unos camareros que yo creo que vinieron con el bar cuando se abrió. Los hombres aquellos llevarían 60 años trabajando poniendo las mismas botellas y los mismos platos, así que lo hacían todo con un encanto y un salero que era como si te transportaras en el tiempo. Muy del estilo de los bares de tertulias en la zona centro de Madrid.

    Pedimos una botella de Pisco con Ginger Ale y ¡“ale”! entre un mano a mano allí que el nivel de “res” bajaba a medida que aumentaban las risas. El bar tendría una capacidad como para 50-60 personas, pues bueno, no vi a nadie que no estuviera bebiendo una botella de “res” (pisco) con su “mariconadita” (un jarabe super dulce) y comiendos unos “sanguches” de queso y jamón. (cojonudos por cierto)

IMG_3824

Selfi-Pisco

     Cuando salimos de allí con media botellita de Pisco cada uno y algún que otro pisco-sour de más, nos fuimos de copas a una sala de fiestas construida en una antigua casa colonial en el jirón camaná llamada “La Casona”. Allí nos dieron altas horas de la madrugada…

     Con esta velada pude disfrutar de la otra cara de Lima y de sus gentes, siempre amables y divertidos. (Sobre todo si el ambiente está animado con Pisco y cervezas).

Valoración y paranoias finales

Lo mejor de Perú.

     Lo primero de mi lista y lo que más me impresionó fueron sus paisajes. En Perú pude disfrutar de sus 3 paisajes, que por cierto están muy diferenciados; por una parte tiene la costa del Pacífico, muy árida y desértica pero con una fauna impresionante, por otro lado está la sierra con sus cañones, montañas y pampas a 5000 metros de altura, todo bajo la majestuosa cordillera andina, y por último y no menos importante, la selva, la parte que más me gustó puesto que tiene una variedad de flora y fauna infinita.

     Las diferencias culturales entre las diferentes zonas hacen de este apartado un punto a tener en cuenta. La mezcla que existe en la zona sur con los indígenas Quechuas es digna de admiración. Tuve la oportunidad de pasar un par de días con una pareja de peruanos de un pueblo del valle sagrado que hablaban Quechua y fue francamente divertido y enriquecedor conversar con ellos acerca de la situación lingüística, su uso y demás.

NUNCA HAY QUE DEJAR MORIR LAS LENGUAS DE TUS ANTEPASADOS.

   La gente que me he encontrado por el camino. Los turistas mochileros son increíblemente amables y abiertos a todo el mundo. Viajar solo te permite conocer a mucha gente de todo el mundo y eso la verdad es que no tiene precio. Recuerdo y saludo a un grupo de escoceses de las islas de Shetlands, una pareja de Manchester, el grupo de maestros catalanes que encontré en la selva, una italiana llamada Stephania que había dejado el trabajo y había decidido viajar unos cuantos meses (de hecho la sigo en el Facebook y ahora mismo está por Brasil…Envidia…) Vicente, un maestro catalán al que nada le quitaba el buen rollo, un viajero canadiense de Quebec enganchado a las fotos, un jubilado australiano que estudiaba español…. y otros muchísimos más que ahora no me vienen a la mente. ¡¡¡Un abrazo muy grande a todos!!!

   El tema de bolsillo es muy importante también. Perú es muy accesible para un presupuesto reducido si te mueves y miras un poco. Los destinos megaturísticos, claro ejemplo es el Machupichu, te pueden salir más económicos si evitas ir “a donde todo el mundo va”, solamente tienes que moverte un poquito y analizar más opciones.

    Si eres un amante del buen comer como yo este es un sitio que no te puedes perder. La fama que ha adquirido la gastronomía peruana está bien merecida. Su variedad geográfica hace que puedas disfrutar de una gran selección de platos típicos. Me gustaría mencionar que no hace falta ir a los restaurantes caros para poder disfrutar de su comida, la comida más auténtica está en los restaurantes y “casas Paca” de a pie. Lomo saltado, trucha, variedades de quinoa, alpaca asada, arroces, arroz con leche con su correspondiente mazamorra, refresco de chicha morada, jugos de frutas… y mil platos que no puedo poner aquí puesto que la lista sería interminable. Apunte: el mejor plato el “cuy al horno” sin duda alguna.

IMG_3754

Cuy al horno

    Al principio podemos pensar que Perú está poco desarrollado y es muy pobre, pero eso no es para nada así. Perú está viviendo una economía emergente que hace que el país se desarrolle y se ponga a la altura de Chile, Argentina… Esto se puede ver en las infraestructuras que están construyendo, en su red de transportes y en todos los servicios que ofrecen en las ciudades. Es verdad que hay zonas muy castigadas y más pobres, pero nunca hay que abandonar las raíces culturales de un pueblo por un desarrollo desmesurado y precoz.

 

 

 

 

Lo peor de Perú.

    Simplemente no hay nada que no me haya gustado, quizás aquí podría meter el negocio (corrupto) del turismo de domingueros del Machu-pichu. Como dije antes las ruinas arqueológicas son una maravilla, pero la aglomeración y el “sin control” me agobiaron un poquillo.

    Otra de las cosas, y eso ya si que es muy personal, es la situación política que ha sufrido el país. Durante los mandatos del Sr. Fujimori el país sufrió un boom y y un desarrollo significativo, pero a costa de privar a los ciudadanos de derechos básicos y fundamentales y de vender y privatizar el país.  El gobierno de este señor se caracterizó por la corrupción, el engaño, el asesinato y persecución desmesurada de los estratos sociales más desfavorecidos. Una pena… Un punto a favor es que a día de hoy el Sr. Alberto Fujimori está en la cárcel cumpliendo pena por las atrocidades cometidas, cosa que en España eso no pasa ni va a pasar nunca.

    Lo de siempre, no tener 6 meses de vacaciones completos para poder visitar la zona más detenidamente… en mis sueños…

    Perú no me ha disgustado para nada, es un país que tiene muchísimo que ofrecer y que está al alcance de todos los bolsillos. Recomiendo muchísimo a todo al que le guste viajar con mochila que venga a disfrutar de Perú y de sus países vecinos. Si vienes te irás enamorado y querrás volver otro año seguro.

Besarkada bat eta ez ahaztu, “Txapela buruan ta ibili munduan”.

Creative Commons License

txapelaburuanibilimunduan by aitor quintana salazar is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.

Namaste India

PRIMERAS IMPRESIONES

Después de un largo viaje y pasar un día en Istambul por fin hemos llegado a India, a Delhi en concreto. Justo cuando sales del aeropuerto te viene un aire caliente que piensas… Ufff que calor voy a pasar aquí… ¿Por qué he elegido venir a India?. Delhi es una “super urbe” caótica, contaminada, sucia, llena de gente por todos los lados y toda clase de vehículos que a base de pitar se abren paso por las calles. Aun así, tiene un encanto peculiar.

La gente india es sencilla y a la vez muy agradable, aunque es verdad que siempre te quieren vender algo, te hablan educadamente y con una sonrisa en la cara. image Lo del tema de las vacas en la calle es una cosa increíble, si un par de vacas deciden tumbarse en medio de la carretera, nadie las mueve o intenta espantarlas, todos los coches y motos hacen mil maniobras y dos mil pitidos para esquivarla y la vida continua pacíficamente. Por otro lado, el problema de la pobreza y gente viviendo en la calle si que se ve, y mucho, pero no es para tanto (por lo menos en las zonas de los bazares y monumentos). La comida nos esta pareciendo deliciosa, eso si, a veces parece que tienes un volcán en plena erupción en la boca. Este es un riesgo que hay que tomar cuando comes en los puestos y restaurantes de la calle, donde todo esta escrito en hindi, y aunque te lo pongan con nuestras letras no tienes ni idea de lo que es pero ¿qué sería un viaje a la India sin comer en los puestillos callejeros? ¡Si! Toda la comida pica en la india, aunque digas, repitas y vuelvas a decir que no sea picante. El concepto de picante es relativo y ellos no conciben la comida sin especias a tope.

DELHIDía 1-3

Tras visitar los monumentos mas importantes de la ciudad, me quedo con las ruinas de “qutub minar” y el fuerte rojo. He de decir que a mí lo que me fascinan son los mercados y bazares. El perderte entre las tienditas y los puestillos te permite ver la vida de la gente india, los productos que consumen… Lo que me impresionó mucho es lo bien que funciona el metro. Nosotros nos movimos en metro, con una tourist card que vale 50 rupias (mas 100 de deposito) y la verdad es que fue un acierto. El calor es agobiante sobre todo en verano, así que estar un viaje de 15 minutos en metro con aire acondicionado ayuda bastante a aclarar ideas.

image

Qutub minar

Qutub minar

Qutub minar

Fuerte Rojo

Fuerte Rojo

Ahora que he visitado un poquito más de la India, he de decir que Delhi no me gusto demasiado para ser la capital, me han gustado mucho más otras ciudades que he visitado.

RAJASTHAN Día 3-15

El Rajasthan es la región de los Maharajas y de los palacios ya que su nombre significa literalmente “tierra de reyes”. Una zona bastante seca y arraiagada al desierto del Thar,  es famosa por su actividad comercial que durante siglos fue un punto crucial en la ruta de la seda antes de cruzar el desierto. La gente aquí se dedica principalmente al comercio y artesanía en las ciudades, y al pastoreo de ovejas y camellos en las zonas rurales. Para recorrernos el Rajasthan contratamos un chofer en una agencia para que nos hiciera de guía, ya que la comunicación por tren no es muy buena y puede ser eterno.

Bikaner y Jaisalmer

Nuestro primer destino fue la ciudad de Bikaner. Esta ciudad tiene como principal interés el palacio del rey, el fuerte y el templo de las ratas. El templo esta literalmente lleno de ratas, a mi personalmente me pareció bastante “&@€¶¡”. Tener que andar descalzo entre miles de ratas no es que sea una de mis actividades favoritas, pero no quita que sea curioso. image

Tras pasar una noche y cenar muy bien en un restaurante callejero por 140 rupias (algo mas de 2 euros para dos) a la mañana siguiente fuimos a Jaisalmer. Esta es una ciudad medieval con sus callejuelas y palacios dominada por un fuerte que se alza en lo alto de la colina. Esta ciudad me gusto mucho puesto que tiene una fuerte historia arraigada a la religión, al comercio y a las diferentes castas (cosa muy importante en India).

Templo Jaina. Jaisalmer

Templo Jaina. Jaisalmer

Aquí pagamos 200 rupias a un guía local para que nos llevase por la ciudad y nos explicara un poquito toda la historia de la ciudad. La verdad es que lo recomiendo, porque son todas callejuelas estrechas y pequeñas y es muy facil perderse. Merece la pena ver los diferentes havelis o palacios de la gente rica de la época, vamos… que no vivían nada mal… todos ellos adornados con cristal de Murano, pinturas, oro… Aquí especialmente nos dimos cuenta de las diferentes ramas que tiene el hinduismo. Los Jainas por ejemplo, es un sector muy purista del hinduismo, no creen en las castas, no comen nada de origen animal (mi colega Eleder quiza sea uno de estos😝), e incluso sólo comen durante el día porque por la noche al encender un fuego puede atraer insectos y se quemarían. Por la tarde-noche estuvimos en un campamento durmiendo en el desierto e hicimos un paseo en camello, (esto no tiene ningún misterio, turístico, y acabamos con la “entrepierna” dolorida después de 4 horas encima del bicho). Lo que si merece la pena es por las fotos.

Callejeando Jaisalmer

Callejeando Jaisalmer

Mujeres en el desierto del Thar.

Mujeres en el desierto del Thar.

Como Peter O'Toole en Lawrence de Arabia

Como Peter O’Toole en Lawrence de Arabia

image

Tumbas de los Maharajas de Jaisalmer.

Tumbas de los Maharajas de Jaisalmer.

Jodphur

La ciudad azul, famosa por sus especias y el fuerte de Mehrangarh. Aquí me he encontrado la ciudad que mas me ha gustado de momento. Una ciudad medieval con un palacio-fortaleza digna de mencionar y con una viveza por sus calles increíble.

Casa Paca

Casa Paca

Como he dicho antes, es muy famosa por sus especias, puedes encontrar todo tipo de especias y currys diferentes, azafrán, cardamomo, miles de masalas, regaliz, pimientas… (Ya me llevo unos cuantos paquetitos para USA, aunque no se si me dejaran pasarlo por la aduana😒. ¡¡Noche India en Dallas Family!!) Interesante también su artesanía en hueso de camello y en plata. El fuerte de Mehrangarh merece la pena y mucho. Aquí vivían los Rathores de Jodphur y como podéis imaginar no escatimaban en gastos para decorar sus aposentos. image Muy bonita la zona del “clock tower” y sus calles colindantes que se convierten en un gran bazar donde se encuentra de todo.

Ciudad azul. Jodhpur

Ciudad azul. Jodhpur

image

Partidita de cartas a media tarde

Partidita de cartas a media tarde

Clock Tower

Clock Tower

Templo de Ranakpur

Entre Jodhpur y Udaipur hay una ciudad llamada Ranakpur en medio de las montañas. Hemos dejado ya el terreno árido y desertico para meternos en una zona montañosa llena de árboles. La verdad es que es un respiro, porque la temperatura es mas fresca, el paisaje es verde y corre brisilla. Aquí se construyó un templo Jaina que según muchos visitantes es de lo mejorcito de la India. Estos templos Jaina tienen una riqueza arquitectónica increíble, esta tallado y decorado hasta la mas mínima piedra y pilar. image Podemos suponer que esta comunidad que no tiene posesiones ni apego a la riqueza, tiene unos mecenas muy ricos que apoyan el movimiento. He de decir que para no querer riqueza tienes que hacer una “donacion” de 200 rupias por barba y otras 100 por la cámara. Si alguien tiene un momento recomiendo leer sobre el Jainismo, sus costumbres y sus creencias, es por lo menos interesante.

Udaipur

En esta ciudad hay dos cosas que destacan, la primera que tiene un lago, y la segunda que es famosa por sus artistas y su pintura. Sobre la pintura diría que tiene un aire a la pintura medieval y renacentista cristiana, son retratos de los nobles y batallas. Lo interesante fue cuando estuvimos en un taller de pintura y nos explicaron como sacaban los colores usando rocas y plantas tales como, malaquita para el verde, azufre el amarillo, índigo… Como en toda ciudad hay un palacio donde vivía el rey de turno. Este palacio no mereció la pena, es un museo de cuadros, así que si lo que esperas es ver habitaciones decoradas, torres, murallas y demás, te vas a llevar una pequeña decepción. Lo que nos gusto fue un espectáculo de bailes tradicionales del Rajasthan donde pudimos ver trajes típicos, marionetas, danzas… La verdad es que por 100 rupias estaba muy bien.

image

image

Ciudad sagrada de Pushkar

Ciudad santa del Rajasthan donde los peregrinos se bañan y rezan en su lago. Aquí se respira hinduismo por doquier, hay peregrinos por todas partes y la gente viene a rezar y a hacer ofrendas, donaciones y demás rituales. El lago es bonito y sobre todo al atardecer cuando la gente va al lago a poner velas, purificarse o simplemente rezar. Merece la pena sentarse y ver a los hindúes rezar y cantar. Como apunte, está terminantemente prohibido ir calzado por el lago y sus alrededores, y también esta prohibido que las zapatillas toquen el suelo aunque las lleves en la mano (esto no lo sabíamos y un chico nos llamo la atención, eso si, muy amablemente). imageCabe destacar que para ser un lago sagrado esta bastante sucio. Como toda India, hay bastantes plásticos y basura alrededor y me pregunto, al ser un lago sagrado donde va tanta gente ¿por qué no contratan a un par de personas para mantenerlo limpio? No es cuestión de dinero, es cuestión de querer hacerlo. Una pena la verdad… Alrededor del lago están las callejuelas con sus bazares, muy turístico por cierto, prácticamente sólo venden camisetas, pantalones, figuritas, tabaco… vamos pero para pasear un rato esta muy bien.

Bazar al lado del templo de Brahma

Bazar al lado del templo de Brahma

Unai poniendose como un oso.

Unai poniendose como un oso.

Yo poniendome como un oso.

Yo poniendome como un oso.

Jaipur

La capital del estado de Rajasthan. En esta ciudad estuvimos un par días disfrutando de sus restaurantes y sus tiendas. Al ser la capital, tiene mucho movimiento en sus calles y unos cuantos palacios y un fuerte-palacio en lo alto de una colina. image Su palacio esta muy bien cuidado y está curioso pasearse por sus jardines, aposentos reales y fuentes, pero lo que más me gustó fueron sus vistas de la ciudad amurallada. Aparte de la belleza arquitectónica de sus palacios y su fuerte, tiene un par de cosas que destacan; las telas y el trabajo con piedras preciosas y semipreciosas. Aquí es donde muchas multinacionales textiles, empezando por “Inditex”, tienen sus talleres de ropa. En estos talleres es donde fabrican sus productos y los importan a todo el mundo. imageAsí que si alguna vez veis en alguna prenda “made in India”, lo más seguro es haya sido confeccionada en Jaipur. Nosotros la verdad es que aprovechamos esta cultura del textil y nos hicimos unos camisas de seda a medida por unos 1400 rupias cada una.

 

image

image

image

Monkey Temple

Antes de salir del estado del Rajasthan, paramos a visitar un complejo de templos que hay camino a Agra, nuestro siguiente destino. Al “Monkey Temple”, como así se llama en la guía (supongo que se llama de alguna otra forma, pero Monkey Temple suena más turístico) acuden cientos de hindúes a bañarse y purificarse en las aguas sagradas del Ganges. Como dice su nombre está lleno de monos, lo cual lo hace curioso. image

image

UTTAR PRADESH Día 16-21

AGRA

Agra probablemente sea la ciudad más turística de toda India debido a su magnífico “Taj Mahal”. La ciudad en sí me pareció sucia, desorganizada y mal aprovechada para el potencial que tiene una de las siete maravillas del mundo. Está llena de hoteles de todos los precios, coches, gente y sobre todo basura. Lo único que lo salva, aparte del “Taj Mahal” en el Fuerte Rojo de Agra. image Un fuerte bastante grande erigido para proteger la capital de los Mugol. Los Mugol eran una clase noble musulmana que siempre estaban en guerra con los nobles Rajpur del Rajasthan, que a su vez eran hindúes, y que controlaban esta zona de la India permanentemente. Estos llegaron a dominar toda la zona norte de la India incluyendo el Rajasthan, y por ello la influencia musulmana en todo este estado es notoria. El fuerte por dentro es más bien un palacio con jardines, aposentos reales y mezquitas pero a mí me pareció mucho más bonito por fuera que por dentro. Agra es famoso por sus talleres para trabajar el mármol e incrustar piedras preciosas en él. El mayor ejemplo de este arte es el Taj Mahal, que tiene todas las columnas, cúpulas y torres con incrustaciones de piedras.

Entrada al fuerte

Entrada al fuerte

Pequeño taller para trabajar el mármol.

Pequeño taller para trabajar el mármol.

TAJ MAHAL

El mausoleo fue edificado por el emperador Shah Jahan para recordar a su esposa favorita Mumtaz Mahal, en el año 1632 y acabado 21 años después. Es un edificio hecho de mármol con piedras semi preciosas incrustados en sus paredes que tuvo que costar un porrón de dinero en la época. Esta rodeado por unos jardines, un par de mausoleos más y cuatro torres blancas alrededor.image

Su fama es bien merecida y sus 750 rupias de entrada también. Es el único recinto monumental que está bien cuidado, limpio y bonito, aunque el tema de los guías, timadores, vendedores y demás lo hacen bastante sofocante, pero es de esperar con la cantidad de turistas que hay. Como apunte, me está gustando el que haya muchos más turistas Indios que extranjeros, cosa que significa que la clase media alta trabajadora se interesa por su cultura. Aquí van una fotitos que sacamos en nuestra mañana en el Taj Mahal.

image

image

image

VARANASSI

La Ciudad de la Luz fundada por el mismísimo Shiva, alberga el centro del universo Hinduista, regada por las aguas del rio Ganges donde se dice que se está en contacto con los dioses. Una ciudad antiquísima que lleva siendo sagrada e inalterada “en su esencia” desde el siglo IV antes de Cristo.
La zona antigua es un entramado de callejuelas que ni los tuc – tuc entran por su estrechez. Esta calles están llenas de talleres, comercios, mezquitas y templos hindúes que hacen de ella un sitio singular en el mundo. Lugar donde si mueres en él, alcanzas el moksha o el estado de luz y sabiduría conocido por muchos como el Nirvana. Por esto mismo es el lugar donde miles de fieles acuden a pasar sus últimos días antes de ser arrojados al Ganges previamente incinerados en piras funerarias. Aquí se encuentran peregrinos, estudiantes de los textos sagrados o Vedas, comerciantes y en los últimos años turistas extranjeros.

Colega Surinder.

Colega Surinder.

Al atardecer empiezan los preparativos de las piras, los rezos, los cantos y toda clase de flores y adornos para honrar a los que se van a unir a los dioses. Nosotros para ver todo esto alquilamos un bote por unas 500 rupias, que te lleva a ver los distintos Ghats.

Esta experiencia fue super gratificante porque fuimos el bote con un grupo de unos 8 turistas Indios que nos estuvieron explicando todo acerca de la ceremonia. Es increíble lo amables que son los Indios (los que no te quieren vender nada que son el 90%😜) y lo que les gusta hablar con un extranjero.

Piras funerarias

Piras funerarias

Haciendo una ofrenda a los dioses.

Haciendo una ofrenda a los dioses.

Callejuelas de Varanassi.

Callejuelas de Varanassi.

Sleeper class. Tren desde Agra a Varanassi.

Sleeper class. Tren desde Agra a Varanassi.

Rajesh. El mejor guía de toda la India.

Rajesh. El mejor guía de toda la India.

HIMACHAL PRADESH Día 22-27

Manali

Una de las cosas que más te cansa en la India es el calor, tener todos los días 35 grados y más de 90 % de humedad en el ambiente no es muy agradable la verdad… Así que decidimos pasar los últimos días en los Himalayas, Manali concretamente, descansando, disfrutando de las vistas verdes, de la temperatura perfecta y de unos cuantos paseillos por sus bosques.

Para ir a Manali tuvimos que subir al valle de Kullu y pasar por unas carreteras bastante empinadas y algo peligrosillas siempre rodeando algún barranco.
En estos pueblos hay un montón de guesthouses, hoteles resorts y me imagino que en temporada alta (desde enero hasta abril) estará todo a tope y habrá mayor movimiento de gente. Aún así había bastantes turistas mochileros haciendo todos lo mismo, descansar en terrazas, pasear, alguna que otra cerveza “kingfisher”…
Tanto la zona urbana, como los alrededores lo tienen muy cuidado y limpio, no se ve las montañas de basura que se ven en toda la India y eso hace que el turista se sienta mucho más a gusto.

image
Otra de las cosas que han aprendido de los turistas es no agobiarles cuando van a mirar tiendas. En India los vendedores agobian hasta más no poder a cualquier occidental que pase por la acera, te pueden llegar a seguir hasta 300 metros intentado venderte una mesa enorme de mármol o un cacharro para cocinar (y digo yo… el indio ¿no se da cuenta de que voy cargado y no puedo meter una mesa en la mochila?… Pues resulta que no se lo plantean y te persiguen rebajando la losa de mármol). En Manali esto no pasa, te puedes acercar a su tienda, mirar las cosas que vende, preguntar, probar… y todo esto sin que el vendedor te agobie. Esto parecerá una tontería, pero estoy seguro que esta gente vende mucho más sin agobiar a la gente.

Esta fue nuestra última parada antes de volver a casa a pasar lo último del verano con la familia y los amigos.

image

 

image

 

image

 

ÚLTIMOS APUNTES E IMPRESIONES.

Tras pasar 4 semanas recomiendo a todo el mundo de venir a este país. Es verdad lo que dicen que India, o lo odias y no quieres volver ni loco, o lo amas tanto que quieres volver. Para gustos están los colores y yo he sido de esos que volveré sí o sí. Hemos pasado ratos aburridos, agobiantes y malos pero los buenos momentos los superan con creces.

 

 

Lo mejor de la India.

Un país muy diferente a otro. El hecho de estar en Asia ya le da un encanto pero India en sí tiene mucho que ofrecer. Sus paisajes son inmejorables.

image

Lo diferente y grande que es. Pasas del desierto del Thar a sus junglas y ríos en 10 horas de viaje.

La buena gente que nos hemos encontrado. Nos hemos encontrado con muchos turistas occidentales e Indios y la verdad es que nos han aportado mucho a este viaje. Un saludillo a esa pareja de médicos extremeña, sin vosotras la espera en el aeropuerto hubiera sido mucho peor.

Su comida. Me ha parecido increíble su comida, mucha variedad y sabores muy diferentes. Un punto super importante para disfrutar de India. No encontrareis mejores especias en ningún otro sitio.

La belleza arquitectónica de la región del Rajasthan con sus havelis, fuertes y ciudades amuralladas.

La belleza y el misticismo que le da la religión hindú al país. Los Indios son muy devotos y vayas a donde vayas la religión está presente.

El caos que es. Pero ¿a qué venimos? A ver cosas diferentes. Intersecciones donde hay 100 coches, motos, carros, tuk-tuks… que pitan y se abren paso metiendo el morro, calles llenas de gente… Citando a Raj el guía: everything is possible in India.

El precio. Es un país muy barato en donde dormir en habitación doble con baño propio puede valer 350 rupias o menos, comer en la calle dos personas 200 rupias, dormir en el tren 400 rupias…

image
Lo peor de la India

Su suciedad y contaminación. Tristemente, muchas zonas son una mezcla de vertedero y cloaca. Su superpoblación hace insostenible al país y la poca conciencia sobre la ecología que tienen los Indios no ayuda a mantener el país limpio.

La gente. Al mismo tiempo que es un punto a favor, también es un punto en contra. Tienes que ir mentalizado de que el 90% de los indios te quieren vender algo, y para conseguirlo te persiguen, tocan, engañan y timan. Lo de engañar al turista está muy extendido desgraciadamente y te llevas unos cuantos malos ratos cuando te guían mal o te mienten.

Gran combinación.

Gran combinación.

El caos que es. A veces el caos pierde la magia y maldices al aire porque te has ido a otro lado, te han guiado mal…

El calor sofocante con una humedad pegajosa.

La pobreza y diferencia de clases. En India están los más ricos del mundo y los más pobres. En sus calles hay gente que no tiene nada para comer al lado de un hotel de 5 estrellas que vale 1000€ la noche.

Las vacaciones son muy cortas y me gustaría pasarme una temporada de 5 meses en India. (Sigo soñando…😴😴)

 

image

Espero que este post de mi viaje a la zona norte de India ayude a futuros turistas. Para cualquier pregunta, ayuda o lo que sea no dudéis y poneros en contacto.

Agur eta hurrengora arte.
Licencia de Creative Commons
Txapelaburuanibilimunduan by aitorquintanasalazar is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.

Pad Thai &BeerLao

    Aquí pongo por fin el primer viaje a ese gran continente que es Asia. Fue un viaje realizado en el verano de 2012 con mi buen colega y vecino Edu. En este viaje nos decidimos por venir al llamado sudeste asiático, Tailandia y Laos concretamente.DSCF0040

      Tailandia es un país muy pero que muy recomendable para empezar los viajes mochileros. Es un muy seguro, con una gente estupenda, lleno de mochileros de todo el mundo y sobre todo al alcance de los bolsillos.

       Si se viaja a esta zona del mundo uno no se puede perder la oportunidad de pasar una o un par de semanitas en Laos. Lo que fue la indochina francesa, es un país bastante poco desarrollado, pero eso es lo que hace de el un sitio único e increíble. Una amplia mayoría del país vive del campo, basando su comida en el arroz y con una economía muy, muy limitada. Aún así, yo no he visto pobreza exagerada, es decir, aunque sean pobres y no tengan mucho dinero, tienen un plato de arroz con verduras todos los días para llevar a la boca, y eso comparándolo con bastantes zonas del mundo es un privilegio.

LLEGADA A BANGKOK

       Tras estar unas cuantas horitas entre aeropuertos y aviones, llegamos a Bangkok sobre media tarde y después de dejar las maletas decidimos irnos a cenar cerquita del hotel. Como era nuestra primera aventura y teníamos unas ganas tremendas de experimentar la vida asiática, fuimos a cenar a un restaurante pequeñito de comida nepalí y thai. Nosotros, que somos unos valientes, pedimos sin saber y cuando nos ofrecieron si queríamos picante pues dijimos “¡¡pues claro!! ¿A qué hemos venido hasta aquí si no es a experimentar? Vaya cena😧!! Todavía me arde la boca solamente de pensarlo. He de decir que estaba muy buena, y nos sirvió de lección para comprender lo que es la comida asiática real.

 

DSCF0033

      Nuestro plan era marchar de Bangkok hasta el llamado Triángulo de Oro, así que después de pasar la mañana dando una vueltilla por el “barrio”, cogimos un tren que nos llevo a la ciudad de Ayutthaya.

 

AYUTTHAYA

      Capital antigua del reino de Siam, destaca por sus ruinas de la ciudad. Este recinto de ruinas se ubica en el centro de la ciudad y está rodeado de un parque muy bien preparado para pasear entre muros y “pirulís”. La ciudad en sí no ofrece mucho salvo la ciudad en ruinas y los mercados que se organizan al atardecer en la zona de la estación del tren.

DSCF0013

     Pues lo dicho, tras estar un día y medio entre las ruinas y calles, al día siguiente nos marchamos en un tren hasta Chiang Mai.

 

     Aquí va un briconsejo que para novatos como nosotros les puede salvar de una noche fatídica: si viajáis en tren siempre, siempre, siempre llevaros un saco de dormir. Aunque en la calle haga calor y en el tren se esté fresquito… después de pasar 2 horas, lo que antes era “ aaahh… que fresquito se está aquí, que bien…” Se convierte en “¡dios mío que frío!¡¡que bajen el aire acondicionado por favor que estoy tiritando!!”.

 

CHIANG MAI & CHIANG KHONG

     Por fin llegamos a Chiang Mai a la mañana siguiente. Después de una noche horrible, fuimos directamente a un hotel a dormir para poder rendir por la tarde.

      A la tarde prontito nos fuimos a callejear por la ciudad. Aquí es cuando experimentamos la vida religiosa de los budistas visitando unos cuantos templos y viendo un rezo. (A mí personalmente me gustó mucho el contraste de religiones) Después de andar un buen rato y ubicarnos más o menos de donde estábamos, empezó el monzón. El monzón es una lluvia intensa que puede durar entre media hora y tres horas, donde llueve a tope. Todo se encharca y las calles se convierten en ríos en cuestión de 15 minutos. Para “desgracia” nuestra fuimos a refugiarnos a un bar donde vendían la mejor cerveza de toda Tailandia, cerveza Chang. (Más barata que la Shinga y mucho más buena). Después del monzón era hora de salir a los bares para pasar una noche de birras, risas y bailoteos.

     En este momento es donde empezó la leyenda de ChangMan (si Cerro, ese eres tú) y su fiel escudero (ese soy yo) unos tipos duros que sea la hora que sea, el lugar que sea o la circunstancia que sea, siempre se les apetece una 🍻Chang🍻.

DSCF0034

Restaurante 5 estrellas

    Al día siguiente nos despertamos temprano, bastante destrozados por cierto, para ir a un trekking por la jungla de tres días.

 

TREKKING POR LA JUNGLA

    Una experiencia increíble donde se disfruta de la naturaleza y de la compañía de otros turistas. Básicamente esta excursión consistía en andar por la mañana unas tres horitas, comer tranquilamente y andar otras dos horitas por la tarde. El nivel de dificultad no era duro (aunque recuerdo que unas turistas inglesas con zapatillas parisinas pasaron el peor día de su vida).DSCF0064

 Por la tarde nos instalábamos en unas cabañas de madera, y tras hacer un fuego pasábamos la tarde contándonos batallitas y experiencias de viajes, acompañados como no de unas buenas Chang. Tras caer la noche nos quedábamos los valientes, y como ya he mencionado antes que éramos unos valientes, nosotros éramos de los que se quedaban. En este momento era cuando las risas aumentaban a medida que bajaba una botella de Whisky del Mekong que el guía, Chad, siempre tenía, y que por cierto sabía a rayos.

       En general estuvo muy divertido pasar tres días en la jungla andando, viendo paisajes, bañándonos en cataratas y montando en elefante.

DSCF0052

       El tercer día nos llevaron a ver las famosas mujeres jirafa de Myanmar. Nosotros decidimos no entrar ni colaborar con este show muy parecido a un zoo, donde unas mujeres obligadas a alargarse el cuello hasta deformarlo, son exhibidas cual mono de feria. Esto no me parece una cultura digna y por eso decidimos no contribuir. Ahora cada uno con su opinión.

DSCF0072

 

      Llegamos de vuelta a Chiang Mai al atardecer y tras una buena siesta quedamos con la gente del trekking para cenar y tomar unas cervezas. Recuerdo el nombre de un bar con musica en directo que estaba muy chulo, se llamaba el Riverside. También son muy recomendables las discos pero eso ya me lo guardo para mí, 😉
DSCF0066

DSCF0048

DSCF0088

FRONTERA CON LAOS Y RIO MEKONG

      En definitiva, Chiang Mai es una ciudad muy bonita por sus templos de color de oro, sus calles y su gente, pero sobre todo por la cercanía a la jungla que hace posible organizar trekkings la mar de interesantes.

     Nuestro siguiente destino era Chiang Khon, pasando por Chiang Rai. Chiang Khon es un pueblo en el Mekong y donde a un lado en Thailandia y al otro es Laos. Aquí DSCF0008experimentamos lo que es una frontera de verdad, y no las que hay en Europa o EEUU. Todo se congrega alrededor de una casita de barro donde hay un oficial y tres guardas armados que son los que dan las visas de turista. La visa costaba US$ 36 pero ellos cobraban 40. No ponía en ningún lado lo de los $4 así que supongo que contribuimos con la construcción del chalecito en la sierra del oficial de turno. Mejor ni preguntar.

      Tras esperar unas dos horitas nos devolvieron los papeles, cruzamos la frontera y nos metimos en una barcaza que cruza el Mekong hasta Luang Prabang.

 

 

PAK VEN (Laos)

    El viaje en la barcaza estuvo muy interesante, (las dos primeras horas) con un perspectiva del Mekong preciosa. La barca para en un Pak Ven, un pueblito a mitad de camino entre la frontera y Luang Prabang.

      En este pueblo tuvimos el primer contacto con el país Lao. Hay que decir que Laos es un país con una dictadura de cortes comunistas donde todavía existe el toque de queda, cortes en el suministro de luz y donde la gente vive con un miedo característico de este tipo de gobiernos, en definitiva, que nadie opina ni nadie critica por miedo a las represalias.

      Aquí en Pak Ven fue donde nos juntamos a 3 asturianos que fueron compañeros de viaje hasta el final. Juntarnos con Jonas, Marcos y Nacho fue un aire nuevo en el grupo con nuevas historias que contar y nuevas ideas para visitar.

    De este pueblo recuerdo el garito de Nina, un pub regentado por una joven Lao que más de uno ya la pediría matrimonio.

Tras tomar unas birras y charlar un rato llegaron las 11 y todo el mundo pal hotel.

     Bueno hotel…. Una habitación sin luz la mayoría del tiempo debido a los cortes que recuerdo que pagamos unos 1.50 € al cambio.

328082_281831611828615_1770459345_o

Foto del Euskadi-Asturias team

 

LUANG PRABANG (Laos)

     Ciudad de templos, monjes budistas y religión. Una ciudad preciosa donde parece que vuelves en el tiempo unos 400 años de no ser por los coches y la carretera. Aquí destaca su templo budista que se sitúa en lo alto de la ciudad y que para subir hay que subir tropecientas escaleras. La subida la haces con toda la cara chorreando de sudor debido a la humedad y el calor pero definitivamente la subida merece la pena. Desde aquí puedes ver el cruce de los ríos y la ciudad desde lo alto.

333224_281832208495222_1186454773_o

Edu presentando sus respetos a ?????

     Una de las cosas más importantes para hacer aquí es alquilar una bicicleta y darte un paseo por los alrededores de la ciudad y ver como vive la gente de verdad y visitar templos y demás paisajes.

 

336514_281831978495245_1818070278_o

Subiendo al templo mayor en Luang Prabang

 

VANG VIEN Tubbing (Laos)

     La gran patada a la cultura asiática, Lao y cultura en general. Vang Vien es famoso por su tubing en el Mekong.

      Es una ciudad regentada por americanos y canadienses donde hay cerveza y alcohol en todos los lados, en cada rincón hay una disco y gente de fiesta. Todo esto gira alrededor de el tubbing.

     El tubbing básicamente consiste en ponerte un bañador, alquilar una cámara de una rueda de camión como flotador y tirarte al río. En la orilla del río hay bares y discotecas al puro estilo Ibiza, pero con el desfase característico del sudeste asiático (full moon party). Tu vas montado en la rueda y desde las discos te tiran una botella atada a una cuerda para remolcarte al bar. Cuando te bajas de la rueda hay que beberse un chupito de Whisky y a funcionar. Claro… Al cuarto bar ya vas muy bien servido… En las discos no faltan trampolines, toboganes y demás para tirarte al río.

    No se cuantos accidentes habrá habido aquí pero seguro que muchos, y más de uno seguro que habrá tenido una desgracia mayor. Es un sitio donde la gente se pone hasta las “trancas”, te tiras al río pero no os penséis que hay un puesto de socorro o algo así, lo único que hay son discos y más bares. Donde están poniendo Padre de familia o Friends a todas horas.

    En definitiva, un disneyworld en el medio de la nada para que nosotros los “blanquitos” ricachones podamos desfasarnos sin control alguno, y donde no os penséis que el pueblo Laosiano se beneficia, el que se beneficia es el “blanquito” dueño del bar y algún que otro político o militar corrupto que cobra comisión para hacer vista gorda a las estrictas leyes de Laos.

Aquí estuvimos un par de días antes de irnos a la capital, Vientiane.

 

VIENTIANE (Laos)

Capital de Laos sin mucho que ofrecer. Embajadas, algún que otro monumento de corte francés y muchos bancos y edificios también franceses.

De aquí a las islas del golfo de Thailandia en avión pasando por Bangkok. El avión recuerdo que nos costó unos 180 euros. La alternativa era un bus que tardaba 2 días, así que si no se quiere perder dos días en bus, lo recomiendo.

 

ISLAS DEL GOLFO DE TAILANDIA

     Famosas islas por sus paisajes, por la barrera de coral y por su más que conocida “full moon party” de Haad rin.

     Un grupo de tres islas muy turísticas donde se ofrece turismo y entretenimiento para todos los gustos. Ko Tao, Ko Pha Ngan y Ko Samui.

      Ko Samui es la isla más grande, donde esta el aeropuerto y la mayoría de hoteles y resorts. De aquí no puedo contar nada, ya que en el mismo día de llegada nos fuimos a Ko Pha Ngan.

DSCF0080

Ko Pha Ngan

     Esta isla ofrece un turismo destinado a los jóvenes diría yo, con bares, zona de tiendas, restaurantes, locales de buceo y sobre todo la macro fiesta full moon party.

     Trás el tirón y demanda de la full moon party, los organizadores han decidido hacer fiestas todas las semanas, pero uno se pregunta ¿si no hay luna llena todas las semanas como puedo hacer una fiesta con este nombre? Pues muy facil, me invento la half moon party, jungle experience party… y a correr, problema solucionado. Pues lo dicho, hay fiestas de “chunta chunta” todas las semanas para gusto de occidente.

     Nosotros coincidimos con la Half moon party, y ¡sí! Allí que fuimos. Una fiesta de música electrónica a todo volumen y llena de gente, copas caras y caras pintadas con pinturas que brillan en la oscuridad.

     Esta isla ofrece muchísimas cosas más interesantes que la Full Moon Party, como alquilar una motocicleta y recorrer de punta a punta la isla, cosa muy recomendable, salirse del rollo fiestero de Haad Rin es una maravilla.

341378_281831495161960_338855455_o

Llenando el buche en “Casa Paca”

Ko Tao

      Una isla más pequeña donde esta el paraíso del buceo. Aquí el ambiente es mucho más relajado, resorts pequeños con playitas, restaurantes en la playa sin musica a tope y sobre todo una variedad de opciones para hacer buceo o snorkel que a mi juicio la hacen la más importante de todas.

      El buceo o snorkel es obligatorio hacer si vienes por esta zona, nadar en los bancos de coral con miles de peces de colores no tiene precio. Yo salí encantado de esta experiencia (bueno y con una quemadura en la espalda que se podían hacer huevos fritos), realmente estas nadando como si estuvieras en un acuario inmenso con los peces a tu lado.

Tras unos cuantos días vuelta a la capital, última parada antes de volver a casa.

     Tras tener un accidente de logistica perdimos las fotos de esta parte del viaje. Una pena tremenda.

 

BANGKOK

Nuestro último destino antes de volver para casa.

    La capital de Thailandia ofrece mucho que ver. Empezando por las callejuelas, tiendas y plazitas y pasando por los templos y edificios religiosos y acabando por supuesto por el palacio real.

   Nosotros nos hospedamos en un hotel en Khao San Road, calle enorme de los mochileros por excelencia. La calle está preparada para el turismo occidental, llena de puestos nocturnos de sourvenirs, camisetas, los famosos grillos y bichos fritos (como apunte: los Thais no se comen eso ni por asomo, de hecho se reían al ver a los guiris comérselos). En definitiva un bullicio constante de gente que está muy bien para tomarte unas cervezas, salir un poco de fiestilla y comprar. Como anécdota cabe destacar que cuando te montabas en un Tuk-Tuk siempre insistían en ir a un Ping-Pong show o a un lugar de “dudosa reputación”.DSCF0017

 

   Sobre el palacio real y sus edificios gubernamentales y religiosos solo se puede decir que son una pasada, muy recomendables visitarlos por fuera y si se puede por dentro. El palacio real se lleva la palma sin duda alguna, aunque recuerdo que era carillo, merece mucho la pena.

 

    Todo lo mencionado antes estaba en la parte antigua de Bangkok, pero también dimos una vueltilla por el moderno barrio de Sukhumvit. En definitiva, un barrio super moderno de Asia que crece sin control con todo rascacielos, hoteles y trenes modernos. Tampoco tiene mucho que ver pero está bien para dar una vueltilla por la mañana.

DSCF0025

    Me gustaría hacer una mención especial al barrio chino de Bangkok. (Si, hay un barrio chino y es enorme) Nada parecido al barrio chino de Londres o New York, esto sí que es un barrio chino de verdad. Callejuelas interminables llenas de tiendas de especias, pescado, carne, ropa, imitaciones… y todo lo que uno se pueda imaginar. A mí me gustó mucho aunque llovió a mares.

 

LO MEJOR DE THAILANDIA Y LAOS.

     No sé si es porque fue el primer viaje al continente asiático o porque era la primera vez que hacia un viaje a la otra parte del mundo con un colega, pero me gusto absolutamente todo. Su gente, gastronomía, tiendas, mercados, vistas, jungla, playas… pues eso, que todo. Vuelvo a repetir, el viaje que todo el mundo debería hacer en su vida. Además ofrece posibilidades para todo tipo de turismo, desde el mochileo mirando la pela, durmiendo en hostels y viajando en bus con los locales, hasta el viaje de lujo de resorts, playas paradisiacas y comodidad infinita.

Laos: indispensable si se puede sin duda alguna.

DSCF0029

Concurso de glotones. Nunca habiamos visto un la verdad

 

LO PEOR DE THAILANDIA Y LAOS

     La masificación sin control de algunas zonas. Entiendo que den mucho dinero pero se ha ido de las manos algunas veces.

      Los gDSCF0113uiris super borrachos que se creen que pueden hacer lo que quieran. Te puedes tomar mil copas pero no entiendo porque hay que comportarse como un salvaje.

     Y por último y lo peor de todo el turismo sexual. Desgraciadamente esto existe y está bastante desarrollado en las ciudades donde se explotan a todo tipo de personas.

Licencia de Creative Commons
Txapelaburuanibilimunduan by aitorquintanasalazar is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.